Entradas

CIRCULAR INFORMATIVA 10/2020

Fiscal

HOJAS DE RECLAMACIONES

Pasamos a recordarles la normativa del DECRETO 77/1994, de 12 de abril, del Gobierno Valenciano, por el que se regulan las hojas de reclamaciones de los consumidores y usuarios de la Comunidad Valenciana.

Todas las personas físicas o jurídicas titulares de establecimientos o centros que comercialicen bienes o presten servicios en la Comunidad Valenciana, incluidos los prestadores de servicios a domicilio, los espectáculos públicos y actividades recreativas, tendrán a disposición de los consumidores y usuarios, hojas de reclamaciones de acuerdo con el modelo establecido.

La Generalitat Valenciana tiene competencia exclusiva en materia de consumo, en virtud de lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/1982 de 1 de Julio, del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana.

Las hojas de reclamaciones, estarán integradas por un juego unitario de impresos, compuesto por un folio original de color blanco (ejemplar para la administración), una copia de color rosa (ejemplar para la inspección), otra de color verde (ejemplar para la persona reclamante), y otra de color amarillo (ejemplar para la empresa).

Todas las personas físicas o jurídicas titulares de establecimientos o centros a que se refiere el presente Decreto, estarán obligadas a exhibir al público, de forma perfectamente visible, la siguiente leyenda: «Este establecimiento tiene hojas de reclamaciones a disposición de quienes las soliciten».

Para formular la queja o reclamación, el consumidor o usuario podrá, en cualquier momento, solicitar una hoja de reclamaciones para cumplimentarla, haciendo constar su nombre, nacionalidad y número del documento nacional de identidad o pasaporte, así como los demás datos a que se refiere el impreso, exponiendo claramente los hechos que motivan la queja o reclamación y concretando su pretensión, con expresión de la fecha en que se formule.

El representante del establecimiento, o en su caso, el prestador del servicio a domicilio, entregará al consumidor los ejemplares de color blanco y verde y se quedará con la copia de color rosa a disposición de la inspección correspondiente, y la amarilla para su remisión al organismo correspondiente cuando así se establezca.

Las hojas de reclamaciones se pueden solicitar encargando a este despacho su solicitud y adquisición, o siguiendo el procedimiento oportuno que indica la Consellería de Hacienda de la Comunidad Valenciana para la adquisición de dichas hojas de reclamaciones haciendo clic aquí.

Atentamente,

María Antonia Juárez, S.L.
Asesoría Fiscal, Contable y Laboral.

CIRCULAR INFORMATIVA 30/2019

Fiscal y Laboral

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

Atentamente,

María Antonia Juarez, S.L.
Asesoría Fiscal, Contable y Laboral.

CIRCULAR INFORMATIVA 32/2018

 

Fiscal y Laboral

 

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

 

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

 

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

 

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

 

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

 

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

 

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

 

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Atentamente.

 

María Antonia Juárez Mulero

Economista – Auditora

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 35/2017

 

Fiscal y Laboral

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

 

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

 

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

 

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

 

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

 

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

 

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

 

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 

 

 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

 

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Atentamente.

Federico García-Compañ Juárez
Asesor – Abogado Tributario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 24/2017

 

Fiscal

 

SUJETOS PASIVOS DE IVA EN LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

 

 

Pasamos a recordarles los requisitos para la deducción de IVA de propietarios, sujetos pasivos de dicho impuesto, en las obras o servicios facturados a la comunidad de propietarios donde realizan su actividad empresarial o profesional.

 

 

En Comunidad de Propietarios sin Objeto Mercantil:

 

Los propietarios sujetos pasivos de IVA (empresarios y/o profesionales), podrán efectuar la deducción de IVA si están en posesión de un duplicado de la factura expedida a nombre de la comunidad de propietarios certificada o diligenciada por el administrador de la comunidad, aun cuando en ésta no se desglosen los porcentajes de base imponible y cuota tributaria que les correspondan en función de su participación en la comunidad. A tales efectos, podrá acreditarse esta participación en la comunidad mediante escritura de división horizontal y obra nueva, estatutos de la comunidad…etc, (CV 3307-16).

 

 

 

En Comunidad de Propietarios con Objeto Mercantil:

 

La comunidad de propietarios tiene la condición de empresario, por tanto, para que los comuneros que desarrollan a su vez, una actividad empresarial o profesional puedan deducir las cuotas soportadas por la comunidad, será preciso que estén en posesión de una factura emitida por dicha comunidad de propietarios en la que se les refacture los gastos correspondientes a cada uno de ellos, repercutiéndoles en dicha factura el correspondiente IVA (CV 2619-15).

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 

Atentamente,

 

Mª Antonia Juárez Mulero

Economista – Auditora

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 22/2017

 

Fiscal

 

LIBRO REGISTRO DE FACTURAS EMITIDAS Y RECIBIDAS

 

Pasamos a recordarles, la obligación de llevar anotados en sus correspondientes libros registros, las facturas expedidas y las facturas recibidas de las actividades que realicen.

En caso de tener sólo arrendamientos de viviendas, garajes y/o locales comerciales, la normativa del IVA, indica que se deben llevar registradas por orden de fecha y número, todas las facturas que emitan a sus inquilinos.

Estos listados pueden realizarlos en un libro, manualmente o bien en un listado por ordenador, y los requisitos obligatorios que deben contener estos listados, son:

  • Número de factura
  • Fecha
  • Nombre y Apellidos o Razón Social.
  • D.N.I. o C.I.F.
  • Base Imponible
  • Tipo de IVA (21%)
  • Cuota de IVA
  • Total Factura

 

Si tienen facturas recibidas que pagan ustedes, aunque estos gastos los repercutan o no a sus inquilinos, también deben llevar un libro registro de facturas recibidas, donde al igual que los ingresos, apunten con detalle cada factura de gastos y/o reparaciones.

 

Si necesitan cualquier aclaración al respecto, estamos a su disposición.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Atentamente

 

María Antonia Juárez Mulero
Economista – Auditora

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 21/2017

 

Fiscal

 

LIBRO DE FACTURAS RECIBIDAS/EMITIDAS Y LIBRO DE BIENES DE INVERSIÓN

 
 

Muy Sres. Nuestros:
 

Pasamos a recordarles, que es requisito obligatorio, que en todas las Facturas Recibidas consignen el número de recepción en el mismo orden que dicta su correspondiente listado de Facturas Recibidas: Compras, Gastos e Inversiones en Operaciones Interiores, así como las Adquisiciones Intracomunitarias. Les agradeceríamos que tomaran nota de esta obligatoriedad.

 

Así mismo, les recordamos que el libro de Bienes de Inversión, debe estar cumplimentado y puesto al día.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Atentamente

 

María Antonia Juárez Mulero
Economista – Auditora

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 19/2017

 

Fiscal

 

LIMITACIONES A LOS PAGOS EN EFECTIVO

 

Pasamos a recordarles que con fecha 19 de diciembre de 2012 entró en vigor la Ley 7/2012 que prohíbe pagar más de 2.500 euros en efectivo.

Sólo afecta a las operaciones comerciales en las que interviene un empresario, un comercio o un trabajador autónomo.

En las transacciones en las que sólo participan dos particulares sí se puede pagar cantidades superiores a esta cifra en metálico.

 

Dicho importe se eleva a 15.000 euros cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

Esta limitación no resulta aplicable a los pagos e ingresos realizados en entidades de crédito.

El incumplimiento de estas limitaciones constituye una infracción tributaria grave, cuya sanción consistirá en una multa pecuniaria proporcional de 25% de la base, que estará constituida por la cuantía pagada en efectivo que exceda de las limitaciones.

Se introducen obligaciones de información para cualquier autoridad o funcionario que en el ejercicio de sus funciones tenga conocimiento de algún incumplimiento de la limitación legal.

 

 

 

 

 

 

 

Atentamente

 

María Antonia Juárez Mulero
Economista – Auditora

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

CIRCULAR INFORMATIVA 29/2016

 

Fiscal

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2015 que se presentó el 25/07/2016, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2016, y por tanto, hasta el 26/07/2020 no habrá prescrito.

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 
 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2010 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2016.

 
 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 
 
 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 

Atentamente.

 

Federico García-Compañ Juárez
Asesor – Abogado Tributario