Entradas

CIRCULAR INFORMATIVA 30/2019

Fiscal y Laboral

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

Atentamente,

María Antonia Juarez, S.L.
Asesoría Fiscal, Contable y Laboral.

CIRCULAR INFORMATIVA 23/2019

Fiscal

OBLIGACIÓN DE INFORMAR SOBRE LAS OPERACIONES VINCULADAS

Pasamos a recordarles, que a partir del ejercicio 2017, entró en vigor el modelo 232 Declaración Informativa de Operaciones Vinculadas, y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales.

El plazo de presentación de este modelo será el mes siguiente a los diez meses posteriores a la conclusión del período impositivo, es decir, del 1 al 30 de noviembre.

Obligados a presentar el Modelo 232.

Están obligados a presentar dicho modelo, los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no residentes que actúen mediante establecimiento permanente, así como las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, que realicen las siguientes operaciones con personas o entidades vinculadas:

  • Las operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones supere los 250.000,00 euros, de acuerdo con el valor de mercado.
  • Las operaciones específicas, siempre que el importe conjunto de cada uno de este tipo de operaciones en el periodo impositivo supere los 100.000,00 euros. Se consideran operaciones específicas aquellas a las que no les es de aplicación la documentación simplificada, según artículos 18.3 LIS y 16.5 RIS.
  • Aquellas cuyas operaciones vinculadas que utilicen el mismo tipo de valoración, siempre que el importe de dichas operaciones en el periodo impositivo sea superior al 50% del importe neto de la cifra de negocios de la entidad.

Atentamente,

María Antonia Juárez, S.L.
Asesoría Fiscal, Contable y Laboral.

CIRCULAR INFORMATIVA 32/2018

 

Fiscal y Laboral

 

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

 

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

 

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

 

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

 

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

 

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

 

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

 

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Atentamente.

 

María Antonia Juárez Mulero

Economista – Auditora

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 22/2018

 

Fiscal

 

OBLIGACIÓN DE INFORMAR SOBRE LAS OPERACIONES VINCULADAS

 

Pasamos a recordarles, que con fecha 30 de agosto de 2017 se publicó en el Boletín Oficial del Estado, la Orden HFP/816/2017 por la que se aprueba el modelo 232 Declaración Informativa de Operaciones Vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales.

 

El plazo de presentación de este nuevo modelo será el mes siguiente a los diez meses posteriores a la conclusión del período impositivo, es decir, del 1 al 30 de noviembre.

 

 

Obligados a presentar el Modelo 232.

 

Están obligados a presentar dicho modelo, los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no residentes que actúen mediante establecimiento permanente, así como las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, que realicen las siguientes operaciones con personas o entidades vinculadas:

 

  • Las operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones supere los 250.000,00 euros, de acuerdo con el valor de mercado.
  • Las operaciones específicas, siempre que el importe conjunto de cada uno de este tipo de operaciones en el periodo impositivo supere los 100.000,00 euros. Se consideran operaciones específicas aquellas a las que no les es de aplicación la documentación simplificada, según artículos 18.3 LIS y 16.5 RIS.
  • Aquellas cuyas operaciones vinculadas que utilicen el mismo tipo de valoración, siempre que el importe de dichas operaciones en el periodo impositivo sea superior al 50% del importe neto de la cifra de negocios de la entidad.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Atentamente.

 

Mª Antonia Juárez Mulero

Economista – Auditora

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

CIRCULAR INFORMATIVA 35/2017

 

Fiscal y Laboral

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

 

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

 

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2016 que se presentó el 25/07/2017, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2017, y por tanto, hasta el 26/07/2021 no habrá prescrito.

 

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

 

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

 

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

 

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2011 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2017.

 

 

 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

 

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 

 

 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

 

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Atentamente.

Federico García-Compañ Juárez
Asesor – Abogado Tributario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CIRCULAR INFORMATIVA 20/2017

 

Fiscal

 

OBLIGACIÓN DE INFORMAR SOBRE LAS OPERACIONES VINCULADAS

 

Con fecha 30 de agosto de 2017, se publica en el Boletín Oficial del Estado, la Orden HFP/816/2017 por la que se aprueba el modelo 232 Declaración Informativa de Operaciones Vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorio calificados como paraísos fiscales.

 

El plazo de presentación de este nuevo modelo, será el mes siguiente a los diez meses posteriores a la conclusión del período impositivo, es decir, del 1 al 30 de noviembre.

 

 

Obligados a presentar el Modelo 232.

 

Están obligados a presentar dicho modelo, los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no residentes que actúen mediante establecimiento permanente, así como las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, que realicen las siguientes operaciones con personas o entidades vinculadas:

  • Las operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, siempre que el importe de la contraprestación del conjunto de operaciones supere los 250.000,00 euros, de acuerdo con el valor de mercado.
  • Las operaciones específicas, siempre que el importe conjunto de cada uno de este tipo de operaciones en el periodo impositivo supere los 100.000,00 euros. Se consideran operaciones específicas aquellas a las que no les es de aplicación la documentación simplificada, según artículos 18,3 LIS y 16,5RIS.
  • Aquellas cuyas operaciones vinculadas que utilicen el mismo tipo de valoración, siempre que el importe de dichas operaciones en el periodo impositivo sea superior al 50% del importe neto de la cifra de negocios de la entidad.

 

 

 

 

 

 

Atentamente

 

María Antonia Juárez Mulero
Economista – Auditora

 

 

 

 

 

 

 

CIRCULAR INFORMATIVA 29/2016

 

Fiscal

 

PLAZOS DE CONSERVACIÓN DE DOCUMENTACIÓN

 

A continuación pasamos a comentarles cuales son los distintos plazos legalmente previstos de conservación de documentación, tanto para Empresarios y Profesionales como para Sociedades.

 

SEGÚN NORMATIVA FISCAL (Arts. 66 a 70 LGT)

La normativa fiscal establece un plazo de prescripción de 4 años. El plazo de prescripción empieza a contar a partir del día siguiente en el que finaliza el plazo de presentación voluntario del Impuesto sobre Sociedades, es decir, que el Impuesto sobre Sociedades del año 2015 que se presentó el 25/07/2016, empezaríamos a contar desde el día 26/07/2016, y por tanto, hasta el 26/07/2020 no habrá prescrito.

Las Facturas de Elementos de Inmovilizado, deben conservarse durante todos los ejercicios en los que los elementos estén de alta en la empresa y los 5 años siguientes.

Cualquier otro documento de transcendencia fiscal, como por ejemplo, un contrato de arrendamiento que tenga una duración de 5 años, habrá que añadir 5 años más a la fecha de terminación del mismo.

Supuesto de Bases Imponibles Negativas de las Sociedades. En el caso que la sociedad tenga Bases Imponibles Negativas pendientes de compensar, deberá conservar toda la documentación acreditativa de ese año, durante al menos 10 años, plazo del que dispondrá Hacienda para comprobar la procedencia de dichas partidas compensables.

Pasados esos 10 años, únicamente tendremos obligación de conservar la Contabilidad (no las facturas), el Impuesto sobre Sociedades y las Cuentas Anuales de los años que tengan las Bases Imponibles Negativas.

 
 

SEGÚN LA NORMATIVA CONTABLE (Art. 30 del Código de Comercio)

La documentación contable de un ejercicio debe conservarse durante el plazo de 6 años desde la fecha del último asiento realizado en libros. Esto quiere decir, que la documentación del año 2010 deberá conservarse hasta el 31 de diciembre de 2016.

 
 

SEGÚN LA NORMATIVA LABORAL (Art. 21 de la Ley de Infracciones y Sanciones de Orden Social)

Toda la documentación en materia de afiliación, altas, bajas o variaciones, los documentos de cotización y los recibos justificativos del pago de salarios, así como toda la documentación de carácter contractual, deberá conservarse durante un plazo de 4 años desde el fin de la relación laboral con el trabajador.

 
 
 

Si estos plazos de prescripción se viesen interrumpidos por cualquier tipo de actuación de la Administración Tributaria o de la Tesorería General de la Seguridad Social, estaríamos obligados a contar de cero desde el momento de la interrupción.

Muchos de los documentos comentados en esta circular se encuentran relacionados entre las distintas materias de Fiscalidad, Contabilidad y Laboral, por lo que nuestra recomendación es conservar la documentación durante un periodo mínimo de 6 años. En el caso de Sociedades, aquellas que tengan Bases Imponibles Negativas, deberán conservar la documentación durante un periodo mínimo de 10 años.

 
 
 
 
 
 
 

Atentamente.

 

Federico García-Compañ Juárez
Asesor – Abogado Tributario